Tratamiento de los Trastornos de la Personalidad

Cuáles son y cómo tratarlos

“Trastorno de la personalidad” es un término general que se refiere a una variedad de trastornos mentales que se caracterizan por dificultades persistentes para comportarse, pensar y sentir de una manera que sea consistente con las normas aceptadas. Las personas con trastornos de la personalidad suelen experimentar un gran estrés a su alrededor y, a veces, no pueden trabajar o entablar relaciones amistosas o románticas normales.

Hasta el 60% de los pacientes psiquiátricos han sido diagnosticados con un trastorno de personalidad. Ejemplos de trastornos de la personalidad que incluyen el trastorno límite de la personalidad, el trastorno de la personalidad antisocial y el trastorno de la personalidad narcisista.

Estos trastornos pueden ocurrir con una gravedad variable. En algunas personas pueden ser relativamente leves, mientras que en otras son tan graves que vivir una vida normal es un desafío enorme. Algunas personas con trastornos de la personalidad se involucran en conductas de autolesión o autolesión.

Los trastornos de personalidad se pueden asociar con otros problemas, como el abuso de sustancias, tal vez en un intento de «automedicarse», y problemas de estrés y depresión, ya que la persona que sufre lucha por comprender por qué la vida es tan difícil para ellos y por qué otros simplemente no entiendo por lo que están pasando.

A menudo es difícil, incluso imposible, comprender por qué algunas personas desarrollan un trastorno de la personalidad, y puede haber múltiples factores contribuyentes, incluidos, entre otros, trauma, abuso y predisposición genética.

Tratamiento De Los Trastornos De La Personalidad

Es posible que los trastornos de la personalidad no se “curen”, pero se pueden tratar, y la psicoterapia puede marcar una gran diferencia en términos de la eficacia y la eficacia con que se puede manejar un trastorno de la personalidad. Los tratamientos pueden incluir terapia psicodinámica o terapia cognitiva conductual para ayudar a la persona involucrada a comprender la raíz de sus dificultades, identificar los desencadenantes de comportamientos inútiles y aprender mejores mecanismos de afrontamiento. Estas terapias también pueden ayudarlos a desarrollar comportamientos más positivos en el contexto de sus relaciones con los demás.

La psicoterapia también se puede ofrecer junto con medicamentos que ayudan a controlar los síntomas más angustiantes y difíciles. En el proceso de la terapia, los pacientes pueden aprender cómo adaptar proactivamente sus comportamientos y reacciones para registrar respuestas más efectivas a las personas que los rodean, mejorando sus posibilidades de ser más capaces de llevar vidas felices, productivas y positivas.

Más Información

5 + 3 = ?