Bullying (acoso escolar)

Enfoque psicológico

Si bien se sabe que el acoso ocurre en las escuelas, también puede ocurrir dentro de las familias, en el lugar de trabajo o incluso entre grupos de amigos. La forma en que alguien puede encontrar ayuda o apoyo cuando está siendo acosado depende de la edad de la persona, dónde se está produciendo el acoso y qué tan leves o graves han sido sus efectos.

Por ejemplo, un niño pequeño que es acosado puede ver a un consejero infantil mientras sus padres trabajan con la escuela para detener el acoso. Un adulto que está experimentando acoso en el lugar de trabajo puede comenzar hablando con un terapeuta sobre los próximos pasos que podría tomar.

Las víctimas de la intimidación pueden encontrar un entorno seguro y de apoyo para abordar sus sentimientos en el asesoramiento o la terapia con un psicólogo.

TERAPIA PARA PERSONAS QUE HAN SIDO ACOSADAS

Ser víctima de intimidación puede resultar en emociones difíciles como ira , vergüenza , ansiedad y aislamiento . La terapia puede ayudar a las víctimas de acoso a notar, compartir y procesar sentimientos dolorosos, que si no se atienden pueden afectar negativamente el bienestar personal. Algunas personas que son víctimas de la intimidación pueden internalizar el papel de víctima , lo que puede generar desafíos en las relaciones personales y en el sentido de uno mismo.

En nuestra clínica en Cartagena encontrará una terapeuta capacitada puede ayudar a una persona a comprender mejor cómo este papel de víctima afecta sus vidas, así como enseñar habilidades de afrontamiento para seguir adelante, como la comunicación asertiva y el establecimiento de límites.

Algunas víctimas de acoso se benefician de los grupos de apoyo o la terapia grupal, en la que las personas que han experimentado tipos similares de victimización pueden ayudarse mutuamente a sanar.

Los niños que son víctimas de intimidación en la escuela pueden encontrar útil hablar con su consejero escolar. El consejero escolar puede actuar como defensor de ellos en la escuela, controlar su bienestar mental y aumentar su autoestima.

TERAPIA PARA PERSONAS QUE ACOSAN

Las personas que intimidan a otros también pueden beneficiarse de la terapia, aunque pueden ser renuentes a reconocer abiertamente su comportamiento de intimidación. En la terapia, los acosadores pueden comenzar a comprender el impacto que tiene su comportamiento hiriente en los demás, explorar las razones por las que acosan, aprender nuevas habilidades para comunicarse positivamente con los demás y abordar las experiencias personales que pueden haber contribuido a su comportamiento de intimidación.

A menudo, los acosadores tienen heridas personales no resueltas que contribuyen a su comportamiento de intimidación, y abordar estas heridas emocionales o problemas de identidad y sociales con un terapeuta calificado puede ser un paso integral para detener el comportamiento de intimidación.

Más Información

3 + 1 = ?